Nico Hülkenberg, el piloto que era comparado con Schumacher

Nico Hülkenberg, el piloto que era comparado con Schumacher

Hasta hace muy poco tiempo, el alemán Nico Hülkenberg estaba prácticamente retirado del automovilismo y enfocado en su trabajo como comentarista de la Fórmula 1 para un canal de televisión de su país. Pero la vida le dio una nueva chance para revindicarse tras reemplazar en Racing Point al mexicano Sergio Pérez, contagiado de coronavirus, en las dos carreras que se disputaron en Silverstone. Hulk -como se lo conoce- ahora dos equipos lo sondearon para 2021

Nico Hülkenberg

Una vez Bernie Ecclestone definió a la F-1 como una trituradora de carne. Una máquina de destruir a las personas, en especial a los pilotos.
El caso de Hülkenberg es un ejemplo. A fines de 2019 se fue con más pena que gloria. Aquel 12º puesto en Abu Dhabi 2019 fue su pálida despedida luego de nueve temporadas donde prometió más de lo que cumplió. En ese momento se retiró con un triste récord: era el piloto con más carreras en la historia de la categoría sin subir al podio: 177.

Un poco de historia…

Hülkenberg y Vettel

Nico comenzó a competir en 1997 en karting a la edad de 10 años y a los 15 ya había ganado el Campeonato Alemán de la especialidad. Sus condiciones eran tan impresionantes que su representante ya era nada menos que Willi Weber, quien fue el manager de Michael Schumacher. Weber no tenía ninguna duda de que Nico se convertiría en uno de los grandes y le puso el sobrenombre de «Hulk» por la personalidad que demostró tener cuando se sentaba frente al volante.

En 2005 Nico hizo su gran debut en la Fórmula BMW que ya no se disputa en Alemania y destruyó fácilmente a la competencia y ganó el campeonato. Sin embargo,  fue descalificado posteriormente por frenar abruptamente cerca de otros automóviles con el coche de seguridad en pista.

En el mismo año en que Nico se unió a la Fórmula 3 (2006), también ingresó a la A1GP y obtuvo 9 victorias, acumulando 128 puntos para su equipo y país, lo que lo convirtió en el piloto más exitoso en la historia de la A1GP.

Tuvo un derrotero similar con la Fórmula 3 entre 2006 y 2008, terminando quinto en la Fórmula 3 alemana en 2006 antes de unirse al campeonato Europeo de Fórmula 3 en 2007. Logró un tercer lugar en la general en este campeonato a pesar de un par de pequeños incidentes que le obstaculizaron avanzar en la lista, sin embargo, Hülkenberg continuaría destruyendo la competencia en 2008 y ganaría se ganaría un lugar en la GP2 (Fórmula 2).

Al entrar en la GP2 en enero de 2009, llegó primero en su primera carrera, que fue el GP de Bahrein, y estaba tan enfrentado que terminó 13 segundos por delante de Sergio Pérez, que llegó segundo. Aunque no tuvo otras victorias en la temporada, corrió bien y logró terminar sexto en su primera temporada, lo que lo pondría en el radar de un cierto equipo británico de Fórmula 1.

Comienza la sequía

En noviembre de 2009, se confirmó que Nico conduciría para Williams en 2010 junto a Rubens Barrichello. Las primeras carreras para Nico no fueron tan bien como le hubiera gustado, en su primer Gran Premio en Bahrain hizo un trompo al principio de la carrera y terminó 14º y luego tuvo una suerte similar y algunos fallos de motor en el camino.

El Gran Premio de Brasil de 2010 obtuvo su primera pole position en la clasificación y parecía que la grandeza que Webber finalmente saldría a la luz. Nico se clasificó un segundo por delante de Sebastian Vettel, quien se convertiría en Campeón del Mundo ese año por primera vez. Lamentablemente, después de que comenzara la carrera, los otros equipos, más poderosos, recuperaron la ventaja y Nico terminó en octavo lugar. Frank Williams decidió deshacerse de Nico en 2011.

Fue contratado cómo piloto de reserva para el relativamente nuevo equipo Force India en 2011 y se confirmó que Nico volvería a la titularidad en la Fórmula 1 para la temporada 2012. Su primera carrera en Australia no tuvo un buen comienzo ya que sufrió daños en la primera vuelta y se retiró poco después. En Bélgica ese año tendría su mejor resultado en la Fórmula 1 durante el resto de su carrera después de pasar la mayor parte de la carrera en el segundo lugar antes de ser superado por Kimi Räikkönen durante una parada en boxes y luego ambos fueron superados por Vettel, lo que dejó a Nico. en un cuarto puesto, hasta ahí, no sabía que este sería su mejor resultado en los próximos siete años.

En 2012, terminó en el puesto 11 en la tabla de pilotos y esta sería una tendencia establecida para los próximos años, terminando noveno o décimo en el torneo todo el tiempo, excepto en 2018, donde terminó en el séptimo lugar en la general mientras era piloto Renault.

Lamentablemente, esto significó que en 2019 Renault anunció que reemplazarían a Nico con Ocon para 2020 y esto dejó a Nico sin un asiento en la Fórmula 1 para 2020, y entonces quedó la incógnita del porqué bajo rendimiento del alemán en la F1 tras un comienzo explosivo. Pero ni siquiera pasó un año para que Nico tuviera otra oportunidad.

A lo largo de su paso por la F1, tuvo algunos destellos para Sauber y Renault, así como para Force India.

Fuera de la F1… Nico volvió a sorprender.

En 2015 Nico condujo para el Porsche Team en las 24 Horas de Le Mans, junto a Nick Tandy. Esta fue su primera carrera en Le Mans y se llevó la victoria con su equipo, terminando una vuelta por delante de Mark Webber en el otro Porsche. Esto convirtió a Nico en el primer piloto activo de Fórmula 1 en ganar en Le Mans desde 1991 cuando Johnny Herbert ganó la carrera y también la primera victoria de Porsche desde 1998.

Esto fue una prueba de que Nico seguía siendo un piloto increíblemente hábil y que quizás su mala suerte se debió más a los equipos para los que conducía que a su propia habilidad personal. Teniendo en cuenta lo que le sucedería al jefe de Force India, Williams en general, y al reciente desempeño pobre de Renault, esto sería una suposición fácil de hacer.

El 2020 le da otra oportunidad , ¿la última?

Justo antes del primero de los dos Grandes Premios en Silverstone en 2020, se anunció que Sergio Pérez, que actualmente conduce para Racing Point y del cual que se desvinculará a fin de temporada, había dado positivo por el Coronavirus. Esto significaba que Racing Point ahora tendría que reemplazar a Checo durante al menos una carrera, si no dos. Hubo una especulación masiva sobre quién sería llevado a correr en el auto de Pérez durante uno o dos fines de semana (dependiendo de las decisiones de regulación sobre el virus). Al final, Nico ocuparía el asiento.

Sin embargo, parecía que la maldición continuó durante el primer fin de semana. Después de una buena actuación a pesar de que era nuevo en el coche, Nico se había clasificado entre los 10 primeros y estaba listo para demostrar lo que podía hacer el día de la carrera. Sin embargo, la mala suerte volvió a golpear a su puerta antes de la carrera con una falla en el motor que lo condenó a ser espectador de la misma.

Por suerte para Nico y desafortunadamente para Checo, se anunció que otra prueba positiva del mexicano colocaría a Nico en el auto nuevamente. Esta vez Nico, más cómodo en el auto, presionó aún más, superando a su compañero de equipo y clasificando en el 3º lugar

Lamentablemente, durante el Gran Premio del 70 Aniversario, aunque tuvo una carrera muy buena exprimiendo el auto lo más posible, terminó en el séptimo lugar.
Por ejemplo el inglés Ross Brawn, jefe técnico de la F-1, sostuvo que “la competencia en Silverstone fue un reto físico increíble para Nico. No sé cuánto le dolía el cuerpo al final de la carrera, pero fue una gran actuación durante todo el fin de semana de alguien que acababa de llegar”. Y reveló que “casi lo fiché hace unos años, cuando estaba a cargo de Mercedes. Si Lewis no hubiera venido, Nico era nuestra segunda opción. Siempre lo respeté mucho. Es un piloto muy fuerte que debería estar en la F1”.
Nico admitió que “tuve charlas con dos equipos”, pero no dio los nombres (Alfa Romeo y Haas). “Incrementar las expectativas sería una exageración. Desde hace algún tiempo, he estado hablando con dos equipos. No sé si algo ha cambiado ahora, pero no parece que sea así”, reconoció Hulk, como bajando los decibeles del tema.
Al parecer… todavía, la maldición continúa, seguro que cuando debutó en 2010 soñó con ser campeón mundial y no en intentar superar un cuarto lugar como mejor resultado… pero todavía, no damos por cerrada ésta historia.

error: Seguí Participando!
Secured By miniOrange