Hoy conocemos el ya desaparecido ‘Circuito de Avus’

Hoy conocemos el ya desaparecido ‘Circuito de Avus’

El Automobil-Verkehrs-und Übungs-Straße, AVUS para los amigos, un nombre que evoca tiempos heroicos, era un circuito ubicado por aquel entonces en las afueras de Berlín, en el bosque de Grunewald, y uno de los trazados más extravagantes y curiosos de la antigüedad.

Con una longitud de 19.573 metros, estaba compuesto por dos largas rectas paralelas de 9,6 km. que tenían una anchura de 8 metros con una mediana de otros 8 metros entre calzadas, conectadas por dos curvas, la Nordschleife (también conocida como Nordkurve o Norte) la que dio fama, gloria y tragedia al circuito y la Südschleife (Südkurve o Sur), donde se hizo la famosa foto del accidente de Hans Hermann con el BRM volando y el piloto caído en el suelo. Tenía capacidad para albergar hasta 400.000 espectadores.

Desde 1998 se encuentra inactivo y forma parte de la Autobhan A115. El proyecto del circuito, a cargo del Automobilklub von Deutschland (AVD), surgió en el año 1907. Luego de varias demoras por problemas de financiamiento, se inauguró en septiembre de 1921 y albergó el primer GP de Alemania, disputado con automóviles de Gran Turismo en el año 1926, su vencedor fue Rudolf Caracciola, con Mercedes-Benz.

Originalmente, la pista se componía de dos rectas unidas por dos curvas amplias y chatas, y se circulaba en sentido contrario a las agujas del reloj. Pero dado el enfrentamiento entre los circuitos de AVUS y Nürburgring, la curva norte fue rediseñada en 1936 agregándose un peralte de 43,6º pavimentado con ladrillos. Debido a que no había ninguna barrera en la parte superior, varios pilotos sufrieron gravísimos accidentes, incluso mortales, al perder el control de su vehículo y volar por encima del muro.

Una frase de Stirling Moss resume la peligrosidad de la pista de AVUS: “Es una vergüenza tener que correr aquí, pudiendo hacerlo en Nürburgring”. Cómo de peligroso tenía que ser el AVUS para que alguien pida volver al “infierno verde”…Esta curva mítica fue derribada a finales de los años 60 para unir ambas rectas a la red de autopistas y dio paso a una curva sin elevación utilizada desde 1968 hasta 1998. La pista, en el período 1936-1939, medía 12.286 metros, después de la segunda guerra mundial, 8.300 metros, en esta configuración, los monoplazas de F1 compiten en el GP de Alemania de 1959 (XXI Grosser Preis von Deutschland).

Este sería oficialmente el único GP de F1 en este circuito ya que aunque en 1954 se corrió en AVUS, la prueba no contaba para el campeonato.Debido a las altas velocidades y por consiguiente el enorme esfuerzo humano y mecánico, la carrera se corrió en dos mangas de 30 vueltas cada una, único caso en la historia del Mundial de F1, con un total de 498 km., Tony Brooks (Ferrari) ganó con un promedio de 230.686 km/h, por delante de sus compañeros de equipo, Dan Gurney y Phil Hill. Brooks también realizó la vuelta rápida con un promedio de 240 km/h. El sábado previo a la carrera, el francés Jean Behra falleció en uno de los campeonatos paralelos que acompañaban a la F1, conducía un Porsche 550 RSK Spyder cuando perdió el control en plena Curva Norte y salió por la parte superior yendo a dar contra un bloque de cemento y un mástil de banderas.

Desde entonces y hasta 1998, el AVUS albergó carreras del DTM (Deutsche Tourenwagen Meisterschaft), el Campeonato Alemán de Automovilismo y la F3 Alemana en versiones del trazado recortadas en 1989 hasta los 4.879 metros, con chicanas y curvas sin peraltes.En Mayo de 1999, como homenaje, se celebró un evento en el que se juntaron los coches que habían rodado en este histórico circuito a lo largo de su historia, numerosas reliquias fueron sacadas de los museos de las marcas que alguna vez habían dejado su estampa en el AVUS.El edificio administrativo y los restos de la curva norte están protegidos por la ley de «preservación de sitios de interés histórico». Notable es la torre de forma circular y los neones y signos originales, como la estrella Mercedes-Benz (en la torre desde 1959), así como la «T» de Total Oil & Gas Company y la gigante «R», una abreviatura de «Raststätte”. Hoy en día el edificio sirve como motel (de no mucha categoría), restaurante y área de descanso en la autopista.

Se puede ver en el suelo restos de algún piano, en una zona que actualmente se utiliza para almacenar contenedores de basura. Gran parte de los guardarraíles están oxidados y toda la zona en general está bastante descuidada. Desde allí se ve la tribuna, situada junto a la autopista, igualmente descuidada. Lamentablemente con el Avus quedé decepcionado, no parece que a alguien le interese conservar el lugar, salvo que circunstancialmente pasen por ahí, no vale la pena ir.

#DardoFernandezTorremare#Avus

error: Seguí Participando!
Secured By miniOrange